Gusano de Guinea

Se trata de una enfermedad parasitaria cuyo origen está en el gusano Dracunlus medinensis, de la familia de los rematodos. Este gusano, entre en el organismo para reproducirse y crecer. Para salir del cuerpo que han utilizado para este fin, las larvas salen perforando la piel.

Gusano de Guinea: Definición

Es una enfermedad originada por el gusano Dracunculis medinensis el cual, necesita un “huésped” para completar su ciclo vital. El ser humano es uno de esos posibles candidatos del gusano, pero no el principal, ya que prefieren los cíclopes (pequeños crustáceos) que viven en aguas estancadas donde se desarrolla el parásito.

La persona puede contaminarse al beber el agua, ya que nuestro organismo es capaz de destruir los crustáceos, las larvas pueden migrar al organismo. 

El parásito necesita el huésped, para poder desarrollarse y reproducirse. Los casos principales se dan en África y en la actualidad, aun es una enfermedad peligrosa. 

Gusano de Guinea: Ciclo de vida

Tras el contagio, los gusanos necesitan de varios meses para reproducirse en el interior de un huésped. Después de 10 o 14 meses, las larvas se dirigen a las extremidades como pies y tobillos para poder salir.  La salida de las larvas genera un edema y ulcera muy dolorosa. La salida de las larvas a menudo supone fiebre, náuseas y vómitos. 

Para calmar los síntomas, se suele meter la zona afectada en agua para facilitar la salida de las larvas. 

Gusano de Guinea: Tratamiento

Es una enfermedad incapacitante durante varios meses y por el momento, no tiene tratamiento farmacológico ni vacunas.

Para poder extraer al gusano, se emplea un bastoncillo, de manera que pueda salir del cuerpo enrollándolo en el debido a su longitud (60-10 cm la hembra y 3 cm el macho). Este método tiene que realizarse con paciencia para que el parásito no se rompa.

La única opción, es un tratamiento preventivo como sería, filtrar el agua antes de beberla y evitar la transmisión. 

Publicado por , el