Diálisis

Se trata de un tratamiento contra la insuficiencia renal. De esta manera se sustituye el funcionamiento de los riñones por medio de dos técnicas posibles, la peritoneal y la hemodiálisis.

Diálisis: Qué es

Los riñones están compuestos por nefronas que filtran sangre y evacúan residuos y minerales, purificandola. Por ello se trata de un órgano fundamental para el correcto funcionamiento del cuerpo humano.

Cuando se produce algún tipo de problema en el riñón, como es la disfunción renal, se aplica la diálisis. Un tratamiento que permite reemplazar el mal funcionamiento de los riñones.

El tratamiento es necesario cuando hay una destrucción de nefronas del 90%, llegando incluso en estos casos a ser necesario el trasplante.

Diálisis: Tipos

Las técnicas de la diálisis son fundamentalmente dos: la hemodiálisis y la diálisis peritoneal.

1. Hemodiálisis 

Para poder practicar la hemodiálisis, es necesario tener un acceso rápido a la sangre o acceso vascular para realizar una fístula asteriovenosa o catéter.

Éste método, permite depurar la sangre con un dializador que es capaz de realizar la función del riñón de forma mecánica y artificial.

En el dializador, la sangre se pone en contacto con una solución de agua y minerales que permiten filtrar los residuos y depurarla para devolverla al cuerpo humano.

Se trata de un proceso largo que se puede realizar en casa o en lugares adaptados para ellos 4 o 5 veces a la semana, debido a que el dializador tan solo es capaz de depurar pequeñas cantidades de sangre.

2. Diálisis peritoneal 

La diálisis peritoneal tan solo utiliza la cavidad peritoneal sin necesidad de máquinas. El peritoneo es una membrana que recubre la pared abdominal rodeando los órganos abdominales y que actúa de dializado. 

El proceso consiste en introducir unas bolsas de plástico estériles en la cavidad peritoneal que actúa como entrada y que en unas horas se tendrá que cambiar.

El llenado y el vaciado se puede realizar por medio de diálisis peritoneal continua ambulatoria (manual) o automatizada. 

El primer proceso requiere de cuatro cambios diarios y se hacen manualmente, mientras que el segundo proceso se realiza de forma mecánica con un ciclador por la noche.

Publicado por , el