conjuntivitis

Es una inflamación en los ojos en la zona conjuntiva. Normalmente suele aparecer la conjuntivitis vírica y la alérgica.

Conjuntivitis: Qué es

Es un trastorno ocular bastante habitual y contagioso, que se presenta como una rojez en los ojos. La conjuntivitis es una inflamación en la fina membrana de células que envuelven la superficie de los ojos, generando así la inflamación conjuntiva.

La conjuntivitis puede aparecer con asiduidad en los bebés y puede ser de origen vírica o bacteriana.

Las alergias, principalmente al polen, o la irritación en el ojo, pueden generar una conjuntivitis alérgica.

Conjuntivitis: Síntomas

La sintomática es bastante amplia en el caso de la conjuntivitis. Normalmente se presenta como una rojez en el ojo, picor, dolor, irritación y lagrimeo entre otros.

Es habitual que se produzca secreción en los ojos o de tener un bultito en el interior del ojo.

Con la primera aparición de los síntomas, es importante consultar al médico. Éste dictará el diagnóstico concreto descartando otras posibles afecciones de sintomática muy parecida a la conjuntivitis como el glaucoma, escleritis, o queratitis.

Conjuntivitis: Tratamiento

El tratamiento variará en función del origen de la conjuntivitis. Es fundamentar  evitar la automedicación ya que puede ser muy peligroso por las posibles repercusiones que pueden se ocasionar en el ojo.

En caso de ser vírica, en cuestión de 10 o 15 días puede desaparecer sola, pero normalmente se suele aplicar un serum fisiológico y colirio antiséptico para agilizar el proceso de cura.

Si se trata de un caso de origen bacteriano, normalmente se suele recetar un colirio antibiótico que se aplica hasta seis veces a lo largo del día.

En la conjuntivitis alérgica se suele recetar un colirio antihistamínico. El tratamiento en estos casos es algo más complejo ya que es imprescindible determinar el origen de la alergia y no siempre resulta evidente.

Conjuntivitis: Prevención

Restringir el contacto con personas que tengan conjuntivitis, así como tener unas adecuadas medidas higiénicas.

Para las personas que utilicen lentillas, se aconseja lavarse las manos antes de manipularlas. En caso de que se tenga conjuntivitis es recomendable dejar de usarlas.

 Otra medida para evitar esta afectación, es evitar maquillajes que puedan ser irritantes.

Publicado por , el