colesterol

Se trata de una afección que se da en un 20% de la población.

Colesterol: Qué es

Se trata de un lípido proveniente de los esteroles. Los lípidos tienen una doble función. Por una parte se trata de un elemento fundamental para conformar las membranas que envuelven las células, mientras que también, favorecen la creación de hormonas que se generan en las glándulas genitales y suprarrenales.

El colesterol se produce por la alimentación y por el hígado, y debido a que no es soluble se transporta por el organismo por medio de las lipoproteínas.

Colesterol: Tipos 

Podemos diferenciar dos tipos de colesterol:

El colesterol LDL (Low Density Lipoproteins) considerado el colesterol malo debido a que se deposita en las arterias  pudiendo producir un riesgo cardiovascular.

El colesterol HDL (High Density Lipoproteins) o colesterol bueno ya que conduce al hígado el colesterol producido en exceso para que se pueda evacuar por la bilis.

Colesterol: Niveles

El nivel adecuado de colesterol variará en función del tipo y del sexo.

- Hombres, el rango admisible de HDL-colesterol se encuentra entre los 0,4-0,65 g/l.

- Mujeres, el nivel rondará los 0,5-0,8 g/l.

El rango en el caso del colesterol LDL irá también en función del riesgo cardiovascular del paciente. Los valores considerados como normales rondan los 1,5-1,6 g/l.

El riesgo coronario en caso de los hombres, se incrementa cuando su relación de colesterol total y HDL es igual o mayor a 5. En caso de las mujeres, esta relación siempre tiene que ser menor de 4,4 (colesterol total/HDL).

Colesterol: Riesgo cardiovascular

En caso de colesterol excesivo, se produce un nivel anormalmente alto de lípidos, colesterol y triglicéridos en sangre, una hiperlipidemia. Ésta situación endurece las arterias del corazón restringiendo el esfuerzo físico de la persona.

Esta situación aumenta la posibilidad de que se generen coágulos de sangre que son capaces de saturar la arteria generando un infarto.

Colesterol: Causas

Las causas varían en función de la edad, el sexo o el ADN, pero sobre todo de las características particulares del paciente.

La alimentación es un factor fundamental para mermar el colesterol, por ello, se aconseja evitar los alimentos con alto contenido en grasas saturadas.

Las personas que padecen de sobrepeso aumentan el colesterol relativo (colesterol total/HDL), lo que no significa que las personas delgadas no puedan estar afectadas negativamente por el colesterol.

Otros factores que pueden repercutir negativamente en la relación del colesterol bueno y malo son: la diabetes tipo 2, el tabaco y el estrés.

Colesterol: Síntomas

El colesterol es asintomático. En los casos en los que se siente dolor y malestar, se deben a complicaciones de la enfermedad cuando ya está muy avanzada.

Estas sensaciones son consecuencia de la deposición en las paredes de las arterias que forma la placa de ateroma. Las consecuencias pueden ser desde la generación de una angina de pecho hasta la creación de coágulos de sangre que si se desprenden, pueden llegar a obstruir la arteria coronaria provocando infartos accidentes cardiovasculares.

Colesterol: Tratamiento

El remedio más efectivo para evitar el colesterol es la vida sana y la dieta equilibrada, por lo que se aconseja también limitar las bebidas alcohólicas y realizar regularmente ejercicio físico.

El tratamiento además varía si se trata de un caso u otro de colesterol. Si se padece hipercolesterolemia baja o relativamente avanzada, es suficiente con tomar las medidas mencionadas, ya que los cambios alimentarios pueden restablecer los niveles de colesterol normales.

Cuando los niveles son excesivos el tratamiento se basa en medicamentos que ayudan a reducir la generación de colesterol o que facilitan su expulsión de la circulación sanguínea.

Colesterol: Dieta 

A nivel dietético, para prevenir el colesterol se aconseja tomar:

- Grasas vegetales polinsaturadas y monoisaturadas, como es el caso de la soja, nueces, semillas de uva, aceites de girasol o de oliva

- Pescado

- Ternera

- Aves de corral en lugar de las carnes grasas

En la medida de lo posible se deben restringir los siguientes alimentos:

- Alcohol

- Tabaco

- Grasas saturadas 

- Grasas animales (mantequilla, leche entera o embutidos) 

- Yemas de huevo

- Cremas

- Mariscos

Publicado por , el