cistitis niños

Incluso en el caso de los bebés, las niñas se verán afectadas entre tres y cuatro veces más que los niños. Se trata de una infección relativamente frecuente.

Como en el caso de los adultos, las niñas son más propensas a sufrir infección de orina. Los bebés nacido prematuramente o que muestran problemas de flujo de orina son más vulnerables a sufrir cistitis

Infeccion de orina: Síntomas

Debido a que no siempre se presentan síntomas cuando se sufre infección de orina, cuando se trata de niños, es muy complicado detectar una cistitis.

Una de las formas para poder detectar una infección de orina en los niños es:

- Enuresis, orinarse en la cama

- Color turbio en la orina

- Trastorno digestivo

En caso de una infección sintomática, los síntomas se manifestarán de igual modo que en el caso de una cistitis en adultos, por lo que es muy importante por parte del adulto que sea capaz de reconocer en el niño los siguiente síntomas: 

- Dolor durante la micción

- Mal olor 

- Dificultad para orinaro ganas de orinar incluso cuando la vejiga no está llena

- Dolor en el bajo vientre o espalda

Infeccion de orina: Complicación

Cuando se trata de bebés (menores de 2 años) es complicado saber detectar una cistitis, ya que los niños no se quejan expresamente de dolor en alguna parte concreta. Por ello, una de los signos más habituales en los que pueden detectar los síntomas los padres, son:

- La fiebre inhabitual

- Fuerte olor o extraño en la orina

- Ausencia de apetito

- Vómitos

- Problemas digestivos

- Fatiga inexplicable

- Mala cara

- Pérdida de peso

En caso de que no se reconozca una infección de orina en los niños o se trate mal, podría ocurrir como en el caso de los adultos, podría complicarse la infección convirtiéndose en algo más grave como sería una pielonefritis o incluso una septicemia. En cualquier caso, la enfermedad solo se confirmará por evidencia de bacterias en la orina.

Publicado por , el