Diez consejos para elaborar el mejor discurso de boda

Diez consejos para elaborar el mejor discurso de boda

¿Tu mejor amigo te ha confiado la pesada tarea de hacer un discurso el día de su boda y te da pánico? ¡OhMyMag acude en tu ayuda con 10 consejos para un discurso que dejará a todos boquiabiertos! 

Tómate la tarea en serio 

Crear un discurso de boda es un reto que necesita su tiempo. Nada de tres frases garabateadas en una servilleta de papel. Necesitarás comenzar, al menos, un mes antes del gran día.

Realiza un discurso personalizado

Un discurso de boda memorable tiene que estar hecho a medida, así ni que decir tiene que ese que encontraste en Google no vale. Y no olvides que los novios son los protagonistas, por lo que tu texto deberá celebrar su amor y unión. 

Cuenta una historia

Un discurso de boda también debe transmitirles todo tipo de emociones a los invitados, desde las risas hasta las lágrimas. Expresa lo feliz que eres de formar parte de ese hermoso día. Habla de un momento conmovedor, un recuerdo emocionante que compartiste con la pareja, y también puedes algún consejo a los recién casados para el futuro.

Pide la opinión de tus amigos

Pronunciar un discurso en este día tan especial es, tanto un inmenso honor, como una enorme responsabilidad, así que no es cuestión de meter la pata. No dudes en consultar a tus amigos para saber si vas por el buen camino. 

Apuesta por la preparación antes que por la improvisación

Ya sabes que un discurso de boda es una tarea que se presta poco a la improvisación, a no ser que tengas un gran talento como orador. Y lo mejor es que practiques repitiéndolo tantas veces como sea necesario, aunque nada te impide utilizar unas notas. 

Sé divertido en su justa medida

Comenzar el discurso con un toque de humor te ayudará a captar la atención de tu audiencia. Pero, tranquilo, no es necesario que tengas grandes habilidades como monologuista. Y cuidado con las bromas demasiado atrevidas o de mal gusto, pues podrías hacer que tu público se sintiera incómodo. 

Sé tú mismo y habla con el corazón, lo que se espera de ti es tu sinceridad.

Une la simplicidad con la eficacia

Opta por un discurso conciso, cuanto más extiendas tu discurso, más riesgos habrá de aburrir a los invitados. Anuncia desde el principio que no será muy largo y todos los allí presentes te lo agradecerán.

Mantén la cabeza fría 

¡Sería muy mala idea tomarse unas copas antes del brindis posterior al discurso! Queremos llegar con la mente clara a este momento tan especial. 

Habla alto y claro

¡Articula bien, marca las pausas y respira! No es lo mismo practicar el discurso en el baño delante de un espejo que darlo ante decenas de miradas puestas en ti. 

Diviértete

Un discurso de bodas también es un regalo que le haces a los novios. Deja hablar a tu corazón, sé auténtico. ¿Tienes miedo de ruborizarte, balbucear u olvidarte de todo? Tranquilízate, a casi nadie le gusta hablar en público, pero solo son unos 15 minutos de sufrimiento, así que, ¡sonríe! 

• Antonio Lucas
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse