artrosis en dedo y mano

Aproximadamente un 80-90% de los mayores de 70 años sufren artrosis de los dedos y manos. Normalmente, suele darse más en las mujeres.

Artrosis en dedos y mano: Qué es

Se trata de una enfermedad que puede aparecer tanto hombres como a mujeres, pero es habitual que a partir de los 50 años, tras la menopausia, se manifieste más en las mujeres.

Este tipo de artrosis aparece debido al uso diario y frecuente que se le da a las manos y dedos y se puede presentar en cualquiera de las falanges de los dedos y hasta en la muñeca.

La evolución de esta artrosis es pausada y se va desarrollando a los largo de varios años. Produce una alteración en la articulación a causa del deterioro progresivo del cartílago generando una disfunción articular llegando hasta la inmovilidad de la articulación.

Artrosis en dedos y mano: Síntomas

Al tratarse de un área tan particular como es la mano, los síntomas son diversos. Estos pueden aparecer a lo largo de varios años de evolución interna y se presenta por medio de dolor en los dedos, mano o muñeca. Es habitual la rigidez de los dedos así como sentir falta de fuerza y como ocurre con otros casos, se vuelve cada vez más pronunciada cuando avanza el día.

Según la evolución de la artrosis puede haber un enrojecimiento e hinchazón pero no suele ser desmesurado. Esta artrosis puede producir también deformaciones en las articulaciones. La deformación no siempre tiene que ser dolorosa llegando incluso en algunos casos a desaparecer en varios años lo que no implica que la enfermedad deje de evolucionar.

La artrosis en las manos o dedos puede aparecer cuando se trabaja dura y principalmente con esta zona llegando a ser relativamente incapacitante. En estos casos se sufre una fuerte molestia incluso con la única realización de gestos cotidianos.

Artrosis en dedos y mano: Tratamiento

Como ocurre con el resto de los casos de artrosis, no existe un tratamiento que elimine la artrosis o merme sus consecuencias. Los tratamientos son sobre todo sintomáticos destinados a calmar el dolor y la inflamación.

En el caso de la mano, es realmente complicado su tratamiento y se aconseja evitar grandes esfuerzos además de realizar ejercicios que permitan un movimiento suficiente para fortalecer la musculatura de las articulaciones. Siempre habrá que realizar estos ejercicios con suavidad. La kinesioterapia es también recomendable como medida no farmacológica. Además, en ocasiones llevar una prótesis puede ayudar a soportar el dolor sobre todo en el pulgar

.En cuanto a la medicación según la intensidad del dolor se podrá tomar analgésicos más o menos potentes y antiinflamatorios locales no esteroideos.

La opción de la cirugía se propondrá como medida extrema en un caso severo de artrosis de dedos o mano.

Publicado por , el