artrosis de cadera

Este tipo de artrosis tan sólo se da en un 10% de los casos, por lo que no es muy habitual entre los pacientes afectados.

Artrosis de cadera: Qué es

Se trata de una afección poco habitual en la población pero que puede alcanzar hasta al 70% en las personas mayores de 70 años. Se trata junto con la artrosis de rodilla de una de las afecciones más invalidantes.

La artrosis de cadera o coxartrosis supone una degeneración del cartílago de la articulación entre el fémur y la pelvis, esto es, en la parte superior del muslo. El deterioro del cartílago se produce lentamente debido al exceso de presión sobre el cartílago. La fragmentación del cartílago hace que se desprenda poco a poco de la cavidad articular propagándose por todas las estructuras de la articulación, generando progresivamente una inflamación, afectando principalmente al hueso.

Artrosis de cadera: Síntomas

El principal síntoma de una artrosis de cadera, es la molestia importante para caminar lo que conlleva una ligera cojera con consecuentes problemas como subir y bajar escaleras o apoyarse en la pierna. Otro síntoma común es el dolor en el pliegue de la ingle. Este dolor se propaga a la cara interior del muslo pudiendo aflorar también en los glúteos o en la parte trasera del muslo.

La artrosis de cadera evoluciona muy lentamente, lleva incluso hasta 15 años hasta que aparecen los primeros síntomas.

Una artrosis de este tipo, puede ser consecuencia de ciertas actividades deportivas como el futbol o el baile, pero también de actividades laborales duras la agricultura. 

Artrosis de cadera: Tratamiento

El tratamiento para la artrosis de cadera el mismo tratamiento que se utiliza para los otros casos de artrosis: analgésicos para reducir el dolor y antiinflamatorios para la inflamación.

En los casos más dolorosos puede suministrarse también cortisona siendo algunas veces contraindicada.

Son recomendables los tratamientos no farmacológicos como la rehabilitación y la kinesioterapia, así como practicar deportes como la natación o la bicicleta. En cambio, se desaconseja cualquier otra actividad física que sea más agresiva.

Cuando el paciente tiene sobrepeso, es completamente recomendable perder kilos ya que puede ayudar a favorablemente a las articulaciones.

Cuando el dolor es desmesurado, se considera la opción de cirugía que se basa en colocar en la cadera una prótesis total.

En el caso de la artrosis de cadera, se puede inyectar ácido hialurónico, el cual permite aliviar el dolor lubricando la zona y facilitando por tanto la movilidad. El ácido hialurónico se trata de un componente muy parecido al líquido sinovial fisiológico y es de textura viscosa. 

Publicado por , el