ictus

El día 29 de octubre se celebra el Día Mundial contra los accidentes cerebrovasculares. Se trata de una enfermedad bastante común puesto las estadísticas hablan de un afectado cada 4 minutos.

Accidente cerebrovascular: qué es

El ictus se presenta a causa del colapso de un vaso sanguíneo, provocando el incorrecto riego del cerebro. Como consecuencia de este fallo en la circulación de la sangre, las células nerviosas ya no reciben el oxígeno ni los nutrientes necesarios para su correcto funcionamiento. 

Accidente cerebrovascular: Tipos

En cuanto al accidente cerebrovascular o ACV se pueden distinguir tres tipos: 

Accidente cerebrovascular isquémico tiene lugar cuando se bloquea por un coágulo de sangre un vaso sanguíneo.

Accidente cerebrovascular hemorrágico se producirá con la rotura de un vaso sanguíneo que irriga sangre.

Accidente cerebrovascular transitorio tiene una duración aproximada de dos horas y sucede cuando se detiene temporalmente el suministro de sangre a una parte del cerebro. Estos son indicios de posibles accidentes cerebrovasculares más adelante, por lo que es importante consultar cuanto antes con un médico.

Accidente cerebrovascular: Síntomas

Los síntomas de un ictus puede presentarse como: 

- Pérdida de motricidad en un brazo, pierna, mitad de la cara o cuerpo entero. En estos casos, puede haber una pérdida de equilibrio por la parálisis acaecida. 

- Pérdida de sensibilidad que conlleva un entumecimiento en la cara o extremidades.

Con la primera aparición de los síntomas de un ictus, se debe ir a urgencias inmediatamente. En algunos casos los indicios del accidente cardiovascular pueden ser momentáneos  y desaparecer, siendo un caso de ictus transitorio, pero que igualmente, precisarán de una consulta médica con la mayor brevedad posible.

Otrossíntomas son:

- Dificultad repentina para expresarse

- Pérdida de la visión que afecta sobre todo a la visibilidad en uno de los ojos, pérdida de la percepción de los colores, visión borrosa o deslumbramientos.

- Dolor excesivo de cabeza junto con vómitos pueden ser otros de los síntomas que pueden sufrir el paciente.

Accidente cerebrovascular: Tratamiento

El tratamiento para un ictus variará en función del paciente y del tipo de afección que tenga, pero sobre todo van enfocados a recuperar la circulación sanguínea o limitar el derrame de sangre.

Cuando se trata de una obstrucción, el tratamiento se basa en suministrar una enzima de sangre. Se trata de un activador tisular del plasminógeno que facilita disipar el coágulo. Junto a ésta enzima se puede suministrar al paciente tanto anticoagulantes como antiplaquetários.

En los casos de hemorragia es habitual la operación. De esta manera se detiene el flujo sanguíneo y permite a los médicos localizar el punto exacto donde se ha producido el ictus. Esto ayudará a establecer un diagnóstico que permita al paciente evitar recaídas en un futuro.

Tras un accidente cardiovascular, las personas afectadas suelen tener secuelas de carácter motriz, sensitivo, sensorial o cognitivo por lo que siempre se aconseja junto a la medicación realizar sesiones de rehabilitación.

Accidente cerebrovascular: causas

Los factores de riesgo que pueden generar la aparición de un ictus son diversos y particulares de cada persona.

Una de las causas pueden ser como consecuencia de la hipertensión (HTA). Ésta debilita la pared de los vasos sanguíneos, lo que hace que aumente la probabilidad de sufrir un ictus incluso antes de los 45 años.

Otra de las causas pueden estar relacionadas con nuestros hábitos: 

- Alcohol

- Obesidad

- Mala alimentación

- Falta de actividad física

- Estrés crónico

- Tabaquismo, que puede provocar también aterosclerosis (aumento de presión sanguínea y reducción de la calidad del oxígeno en la sangre).

Otros casos en los que es común la presencia de ACV son los afectados por:

- Diabetes

- Migrañas

- Familiares cercanos que hayan sufrido un accidente cardiovascular

Todas aquellas personas que hayan sufrido alguno de los síntomas anteriormente mencionados o que puedan ser propensas a sufrir un ACV por encajar en los factores de riesgo que se han comentado, es importante que consulten al médico como sistema preventivo para evitar un riesgo mayor.

Publicado por , el